María Zambrano por Amira Juri

por | 19 Diciembre, 2016

mz“María Zambrano: la historia, la religión, la razón poética. Una breve aproximación” por Amira Juri.

Compartimos el homenaje de nuestra colega asociada Mg. Amira Juri, de la Universidad Nacional de Tucumán, a nuestra filósofa del mes María Zambrano.

María Zambrano nos advierte en su texto sobre la violencia en la historia que “el hombre es polvo y ceniza, pero estas cenizas tienen sentido”. Nuestra autora retoma la imagen bíblica para delinear una antropología inédita; así, desde las reflexiones de su libro La agonía de Europa, la pensadora española, señala además que:

“Y es que la vida necesita sernos revelada por lo mismo de que no estamos acabados de hacer, de que no somos. Si fuéramos de una vez y por entero, si reposáramos en nuestro ser íntegro y logrado, no tendríamos necesidad de transparencia (…) Por no estar enteros, necesitamos saber acerca de nosotros mismos, porque ese saber nos lleva a ser.” (1)

Se trata de asumir que todavía no somos, que somos inacabados, se trata de un llegar a ser, de configurarnos de manera íntegra y para ello es necesario un saber acerca de lo humano.

Pero, “vivir bien no es solamente cuestión moral sino de estética.” (2) Lo estético, esa primera vinculación que los humanos tejemos con el mundo porque antes de conocerlo, lo sentimos, lo acariciamos. Ingresa así, la cuestión de la sensibilidad creadora y con ella, la poesía. Es decir: la poesía, como escritura que diseña nuestra propia vida y la de los demás, nos salva del vacío, de la pura razón calculadora, cuando se transforma en ímpetu divino y creativo. En otras palabras: la imaginación activada por los espacios artísticos posibilita un pensar que se localiza entre lo sagrado, lo histórico y lo divino para asomarse al universo de los misterios.

“Porque la historia humana es la desesperación humana. La historia es historia de las cuitas, del perenne desastre. Desesperación del hombre por ser pasajero y frustrado, por la humillación frente a Dios. Desesperación por hacerse un mundo desde su nada” (3).

Historia de las desventuras, avatares de la desesperación, derroteros de lo aún no hecho, son los territorios que la subjetividad femenina de Zambrano atisba con prematura lucidez.

Podemos entonces concebir lo histórico y lo religioso en íntima vinculación con la poiesis creativa: adentrarnos en aquellas realidades que la condición humana asume cuando se arriesga a existir asombrada, extrañada, maravillada. Como subjetividades históricas, religiosas y poiéticas (creadoras) construimos la vocación por la filosofía; somos hermeneutas –todos los humanos- abocados a descifrar e interpretar sentidos. En suma: para vivir se torna necesaria una idea-inspiración que otorgue significaciones y recupere la comunicación entre los mortales y los dioses. Religión, historia, y filosofía cruzan sus destinos y sus transformaciones para hacer posible una vida y una existencia que se aventuren en las profundidades del ser.

La razón poética que María Zambrano propicia resulta –en consecuencia– “un saber de reconciliación (…) es razón amplia y total, a la vez que metafísica y  religiosa” (4). La filosofía de la mano de María Zambrano, se vuelve renovado aire fresco en este siglo XXI que también agoniza y requiere recuperar palabras y sentidos para reconstruir un paraíso prometido (para este mundo complejo y diverso).

Notas:
  1. Zambrano, María, La agonía de Europa, Bs. As. Sudamericana, 1945, pág. 110
  2. Zambrano, María, Pensamiento y poesía en la vida española, Madrid, Aguilar, 1971, pág. 262
  3. Zambrano, María, La agonía de Europa, Bs. As. Sudamericana, 1945, pág. 81
  4. Zambrano, María, El sueño creador, Madrid, Turner,1986, pág. 77

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *