La filósofa del mes: Hiparquía

por | 9 Noviembre, 2016

Como parte de uno de los objetivos de la Red (valorizar el trabajo de las mujeres en la filosofía) inauguramos la sección “La filósofa del mes” donde presentaremos representantes femeninas de esta disciplina (de todas las épocas) con el fin de dar a conocer sus historias y trabajos.  

hiparquiaHiparquía

Filósofa representante de la escuela cínica que vivió en Grecia aproximadamente entre los años 346 a.C. y 300 a.C. Fue discípula de Crates y cuenta Diógenes Laercio que Teodoro el ateo, en un banquete, objetó su presencia en la reunión y el hecho de que se dedicara a la filosofía y no a las tareas domésticas a lo cual Hiparquía contestó: “Yo soy, Teodoro: ¿Te parece, por ventura, que he mirado poco por mí en dar a las ciencias el tiempo que había de gastar en tela?”.

Hiparquía es la única filósofa a la que Diógenes dedica un capítulo en su libro Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres. Hiparquía habría escrito tres libros (no se conserva ninguno): Hipótesis filosóficas, Epiqueremas y Cuestiones a Teodoro llamado el ateo. Gilles Ménage en Historia de las mujeres filósofas recoge un epigrama conservado de Antíparo titulado “A las mujeres” que habla de Hiparquía:

Yo, Hiparquía, no seguí las costumbres del sexo femenino,

sino que con corazón varonil seguí a los fuertes perros.

No me gustó el manto sujeto con la fíbula,

ni el pie calzado y mi cinta se olvidó del perfume.

Voy descalza, con un bastón, un vestido me cubre los miembros

y tengo la dura tierra en vez de un lecho.

Soy dueña de mi vida para saber tanto y más que las ménades para cazar.

El renombre de Hiparquía atravesó los siglos en tanto fue una de las primeras mujeres en dedicarse a la filosofía y vivir y obrar en pie de igualdad con su marido, algo inusual para una mujer de su tiempo. Es la única filósofa cínica cuyo nombre trascendió, a pesar de no haber sido la única.

En Argentina durante los años 1988-1999 se editó la revista Hiparquía, publicación de la Asociación Argentina de Mujeres en Filosofía (AAMEF), dedicada a “difundir los trabajos de las mujeres filósofas y revisar al mismo tiempo los subtextos de género de los escritos, sistemas y preconceptos filosóficos del canon.” Se puede acceder a los números publicados de esta revista aquí.

Como curiosidad, un género de mariposas lleva su nombre.

Para saber más:

Diógenes Lercio, Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres

Fragmentos sobre Hiparquía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *